Esta maginifica boda internacional de Sandra y Silvestre ha tenido lugar en mayo de este año. Los novios, amantes de la aventura, quisieron celebrar su día dentro del círculo más íntimo. ¿Que se puede esperar en una boda así? Que en ningún momento va a faltar ligero toque de descontrol que hace que todo sea aun más interesante.